El proyecto

La esencia está en la experiencia

Cuando te nace muy de lo profundo orar con la música y has tenido un vínculo fuerte con ella en diferentes contextos celebrativos, el TSNC («Tomad, Señor, Nuestro Canto») es la experiencia ideal para sacar lo mejor de ti. 

Es reunirte para crear comunidad con la que orar, compartir, componer y grabar  canciones nuevas al servicio de la pastoral ignaciana durante diez días.

A lo largo de este tiempo, la oración y la reflexión inspiran el canto naciente. ¿A que te suena bien? 

A veces, se trata de una melodía o un trozo de letra; otras veces, de una canción bastante completa. A partir de aquí, el trabajo conjunto termina la propuesta individual, la arregla, saca voces, corrige, pone estructura al tema…

Un auténtico trabajo colectivo fruto de la vivencia en comunidad. 

Finalmente, se graba en el mismo día que se compuso, sin mucho tiempo al matiz ni a la perfección formal.

El material creado durante la experiencia no tiene la calidad de un estudio de grabación. 

Contamos con nuestra frescura y recursos sencillos: es nuestra forma de hacer, desde lo que somos. En las maquetas que iremos compartiendo, podrás darte cuenta de que hay errores en algún acorde, entradas dudosas o a destiempo, arreglos que no se escuchan bien… 

Nuestra propuesta es mucho más espontánea y creativa que perfecta en su ejecución, lo que ha permitido preparar más cantidad de temas.

A cambio, encontrarás letras más frescas, variedad rítmica y de estilos, ideas de cómo cantar o tocar…

En realidad, no nos desviamos mucho de los contextos reales en los que todos estamos inmersos, pues es así como funcionamos en nuestras celebraciones. 

Contamos con pocos recursos, con un tiempo de ensayo breve, con mucho gusto y entusiasmo, no siempre con la formación suficiente, pero estamos muy acostumbradas a la espontaneidad del directo.

Por todo lo expuesto, creemos que estamos ofreciendo un material muy auténtico: inspirado, orado, compartido, sencillo y con el gusto y la dignidad de lo que somos. En adelante, hazlo tuyo. 

Pero esto continúa…

Desde la experiencia de verano en adelante, TSNC ha ganado consistencia a través de la continuidad de nuestro proyecto.

Mantenemos cuidadosamente la esencia que nos ha configurado y los frutos que han surgido queremos presentarlos en diversos contextos ignacianos como vehículos de transmisión de la fe entre jóvenes, escolares, incluso adultos.

Por esta razón, además hemos grabado algunas canciones en estudio para su mejor difusión. Toma y recibe nuestro canto y nuestras personas entregadas.

Agradecemos conscientemente todo lo que nos ha llegado. 

Nos sentimos afortunadas por el regalo de nuestros dones.

Abrazamos la historia que heredamos de otras personas que han iniciado este camino en los TSNC de 2003, 2004 y 2006.

En adelante, estamos como grupo de personas al servicio de la pastoral ignaciana. Si esto es nuestro, nosotros somos de Dios.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros para saber más….